Cupido en el sector minado sobre la era digital

Escritores, ensayistas y no ha transpirado psicologos que han texto acerca de el apego en el siglo XXI construyen para Babelia un mapa del contexto en el que se desenvuelven las relaciones actuales, un territorio con la recien estrenada retorica que amplia las opciones a la ocasii?n que puede perjudicar a la autoestima

La era digital ha engendrado un cupido caprichoso, mercantil, inseguro, ansioso, infiel, intermitente desplazandolo hacia el pelo escurridizo que reinventa un lenguaje liberal, aunque desea en secreto el romanticismo. Es el retrato robot del dios del apego en el sector minado de la era dual, analogica y digital, surgido de una docena de libros recientes. Desde Manana tendremos otros nombres, sobre Patricio Pron (Premio Alfaguara de Novela), hasta La lira de estas masas. Internet y no ha transpirado la crisis sobre la poblacion letrada, de Martin Rodriguez-Gaona, Premio Malaga sobre preparacion 2018 (Paginas de Espuma), pasando por la investigacion El algoritmo del apego. Un camino a las entranas de Tinder, de Judith Duportail (Contra). Obras en las que resuenan las palabras de Gabriel Garcia Marquez en Memoria de mis putas tristes: “El sexo es el consuelo que alguno posee cuando nunca le alcanza el amor”.

Ese amor cuya indagacion es todo el tiempo la misma, si bien las vias han cambiado sobre forma vertiginosa. Diversos narradores asi­ como ensayistas coinciden en la definicion dada por Patricio Pron: “Las nuevas tecnologias han aportado a las relaciones amorosas una ampliacion del pensamiento de relacion que incorpora un extensisimo repertorio de oportunidades, desde la conexion amorosa a distancia prolongada en el lapso hasta el avenencia sexual entre 2 o mas individuos por un periodo sobre tiempo consensuado de antemano”.

El maqueta propuesto, tanto por la pornografia igual que por las innumerables aplicaciones sobre citas, asegura Rodriguez-Gaona, seri­a el de relaciones esporadicas, desechables, despersonalizadas, sin intimidad y dispuestas al gasto. Para el ensayista peruano, el entorno digital “tiene implicaciones cruciales en la reconfiguracion de la identidad individual (la autorrepresentacion como un simulacro) desplazandolo hacia el pelo la socializacion (la necesidad sobre prestigio). Esto ha significado la hegemonia de la extimidad (la rozamiento de lo individual) abdlmatch y no ha transpirado lo efimero”.

Eso da via a un catalogo de deseos conocidos y secretos en donde, anade Pron, “para muchos consumidores es mas facil dar con a alguien cuyo pretension coincida con el suyo, al lapso que ratifica la idea de el genero como un continuado en el que roles igual que las tradicionalmente considerados viril desplazandolo hacia el pelo mujeril desplazandolo hacia el pelo la examen entre homosexualidad asi­ como heterosexualidad podri­an acontecer adoptados y a continuacion dejados, desprovisto que aspectos esenciales sobre la identidad de estas individuos se vean puestos en entredicho”.

No seri­a mas que “una recalibracion de las cosas”, sentencia Saskia Vogel, autora de Soy la pornografa (Alpha Decay).

Alternativas nunca bastante diferentes a las ti­picos, insiste Vogel. Cree que “no se puede dar por sentado que una panorama sobre apego o sobre sexo se acercara a alguien de acuerdo con un modelo con el que este familiarizado o con el que se entienda”. Reclama que “lo trascendente es la comunicacion clara y honesta”.

Es el apariencia que interesa a Margarita Garcia Robayo, “la transformacion de la retorica amorosa”. La escritora colombiana, autora de Primera cristiano (Transito), nunca tiene Cristalino si el idioma se ve obligado a pasar por el ambiente digital “bajo las condiciones especificas, aunque el unico hecho de que el vi­a obligue a que la retorica se esfuerce es extremadamente interesante”. Asi­ como debe acontecer, anade, desprovisto desaprovechar lo fundamental, falto banalizar o frivolizar el mensaje, “es un desafio en este nuevo orden”.

Author

(Visited 1 times, 1 visits today)

By Adam

https://my.rackco.com/?affid=91

Leave a Reply

Your email address will not be published.